Síntomas de piojos – No toda comezón es lo que parece

Comezon en la cabezaLos principales signos y síntomas de piojos o mejor dicho de la infestación por estos insectos son la comezón, prurito o picazón además de algunos datos de irritación como enrojecimiento y unas pequeñas ronchitas, las cuales son mas fáciles de ver en las zonas que no tienen cabello.

En el cuero cabelludo y en el pubis, el enrojecimiento de la piel puede ser difícil de ver por lo cual en estas zonas el dato predominante será la comezón.

Como manifestaciones secundarias de rascado se pueden encontrar escoriaciones de la piel con sangrado o costras secas en el caso de que la herida haya cerrado o costras melicéricas, esto es que parecen hechas de miel y cera cuando la pérdida de la piel es reciente, así como si hay infección asociada en cuyo caso puede presentarse también pus, aumento de volumen, dolor e inclusive otros datos más generales como fiebre.

Pero no siempre que hay comezón especialmente en la cabeza equivale a una infestación por piojos. Es cierto, los piojos nos producen comezón casi solo al nombrarlos. Es muy común que al hablar de este tema o presentar imágenes de los insectos, la mayoría de nosotros percibamos sus patitas imaginarias corriendo por nuestra cabeza y nos genere un deseo automático por querer rascarnos.

Pero en la realidad la comezón puede deberse a otras razones que describiremos brevemente. Por el contrario, puede ocurrir que algunos casos de infestación por piojos no generen comezón o al menos no tanta como para llamar la atención de quién la padece o de las personas con quienes convive.

Higiene inadecuada

Ante el primer dato de comezón persistente en la cabeza quizás lo primero Higiene de la cabezaque hay que pensar es en lo mas común: la higiene. La piel y especialmente aquella cubierta por zonas con cabello o vello, produce sustancias grasas que la mantienen humectada protegiéndola de la deshidratación. Esta grasa es asiento de diversos seres vivientes, no solamente piojos sino algunos otros ácaros o una gran cantidad de bacterias que producen desechos los cuales se suman a las pequeñas partículas que existen suspendidas en el ambiente, las que se acumulan si no son removidas con el agua y jabón del baño cotidiano.

Pero no solamente la falta de higiene es el problema. En el caso de personas que sean muy aseadas pero que no eliminen suficientemente en jabón o shampoo que queda atrapado en el cabello, estos residuos también pueden producir una irritación química en la epidermis que se manifiesta con comezón o picazón. Hay que recordar que la base de cualquier jabón es la sosa o hidróxido de sodio un álcali que modifica el pH o acidez de la piel.

Urticaria

Otro problema para tomar en consideración es la respuesta a diversos agentes tanto locales como sistémicos, es decir la reacción del cuerpo a alérgenos tales como polen, restos de plantas, químicos o a sustancias ingeridas como alimentos y medicamentos.

Las respuestas alérgicas pueden ser muy graves, pero también en muchos otros casos pueden ser tan sutiles que se manifiesten con una leve irritación de la piel, la cual puede ser la del cuero cabelludo confundiendo la causa del problema.

En el caso de la uriticaria al examinar el área lesionada lo que podrá observarse es la piel ligeramente enrojecida con pequeñas pápulas o ronchitas las cuales generalmente ceden cuando se suprime el contacto con el alérgeno conocido o se hace uso de medicación antihistamínica.

Caspa

Es quizás el problema que más se confunde con la presencia de piojos o mas específicamente de liendres por el tamaño y color de las escamas. Produce placas eritematosas (enrojecidas) en ciertas zonas del cuero cabelludo con prurito frecuente.

Prúrigo por insectos

Prúrigo por insectosLos famosos “piquetes de moscos” así como mordeduras de chinches, hormigas, arañas y otros insectos producen inflamaciones muy localizadas en el sitio de la picadura o mordedura o en sitios distantes a ellas llamadas “ides”. Es relativamente fácil identificar estas lesiones como “ronchas” mas o menos visibles a simple vista, las cuales pueden ser muy pruriginosas, de ahí el nombre de el problema.

Tiña (corporis, capitis, cruris)

Las tiñas o dematofitosis son infecciones producidas por hongos, mas comúnmente del género Microsporum o Trichophyton que se manifiestan con diferentes tipos de lesiones que pueden ir desde las pápulas o pústulas es decir ronchas que pueden contener pus, hasta placas completas de la superficie de la piel afectada con cambio de coloración, descamación, et.

Las tiñas pueden ocurrir en cualquier zona del cuerpo y se denominan de acuerdo con el sitio afectado. Así la Tiña capitis es la de la cabeza, Tiña corporis de zonas mas extensas del organismo como el tronco o el abdomen, Tiña cruris de las ingles, etc.

Uno de los signos comunes de las tiñas es el prurito, pero ante la evidencia de lesiones características debería desecharse el diagnóstico de pediculosis (piojos).

Un dato importante para tomar en cuenta, no obstante, es que algunos autores refieren que los piojos pueden ser portadores de las esporas que dan lugar a la infección fúngica o por hongos, por lo cual en este sentido la pediculosis podría preceder a las tiñas.

Dermatitis (atópica, seborréica, etc)

Existen otros tipos de inflamación en regiones definidas de la piel como el cuero cabelludo, los pliegues detrás de las orejas, los párpados, los pliegues de las axilas, antebrazos, ingles, etc., cuyas causas aun son controversiales y se han asociado a una secreción excesiva de sudor, o producción de grasa, así como a una respuesta exagerada a diversas sustancias alérgicas o inclusive al estrés. A veces son difíciles de diagnosticar y de tratar pero lo importante en este caso es descartar que estos problemas se refieran a una infestación por piojos.

“Para hablar de piojos, hay que encontrar piojos”

Esta declaración parece bastante obvia sin embargo es frecuente que muchas personas ante la primera manifestación de prurito asuman la presencia de piojos sin tener la certeza de su presencia. Esto no sería problema sino es porque lleva a aplicar tratamientos erróneos, así como a adoptar conductas inadecuadas como el rechazo social, restricción laboral o escolar, etc.

 

Comparto este video muy gráfico sobre como diferentes estímulos sobre el cuero cabelludo producen la sensibilización tanto de las terminales nerviosas como de las células del sistema inmune produciendo la sensación de comezón o picazón

Por favor comparta sus comentarios o dudas en la parte inferior

 

Acerca del Dr. Alfonso Carreón

Dr. Alfonso Carreón Rodríguez

Dr. Alfonso Carreón Rodríguez

Es médico cirujano por la Facultad de Medicina de la UNAM, maestro y doctor en ciencias bioquímicas por el Instituto de Biotecnología de la UNAM. Realizó estancias de investigación posdoctoral en el Weizmann Institute of Science Rehovot, Israel y en el Massachussetts General Hospital / Harvard Medical School, Boston, MA, USA. Actualmente es Investigador del Instituto Nacional de Salud Pública y Profesor de Maestría de la Escuela de Salud Pública de México. Tiene un interés particular por estudiar la pediculosis particularmente de la cabeza y es fundador del blog Piojos para la difusión de información relacionada a este tema.

 

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.