¿Como se ven los piojos? – 5 claves visuales

A pesar de haber escuchado en algún momento de la vida acerca de la pediculosis es muy posible que nos preguntemos ¿cómo se ven los piojos? Si es que nunca nos hemos topado cara a cara con ninguno.

 

La ventaja de los padecimientos de la piel, pelo y uñas es que muchos de sus signos pueden observarse a simple vista.

 

Por supuesto que la presencia de los piojos adultos es la prueba irrefutable de que existe pediculosis particularmente en el cabello, sin embargo, existen varios datos que nos pueden ayudar a sospechar que dicha infestación está en desarrollo.

Será muy útil hacerse de una buena lupa o unos lentes magnificadores y una fuente de luz adecuada a fin de poder observar con cuidado varios de los signos que se expondrán a continuación.

Rascado

El rascado de la cabeza es uno de esos movimientos que todos los seres humanos alguna vez hemos practicado con mayor o menor frecuencia ya sea por hábito, por una manifestación inconsciente asociada a pensar o por una real y genuina sensación ocasional de comezón por ninguna razón relevante. Por lo tanto, rascarse la cabeza no representa por si misma ninguna evidencia de enfermedad.

 

El problema es cuando ese rascado se vuelve una conducta atípica en alguien que previamente no lo hacía, cuando se convierte en una molestia persistente a lo largo de todo el día y sobretodo cuando la sensación es prácticamente un necesidad urgente e incesante por su intensidad que nos obliga a aliviarla en cualquier momento y lugar.

Liendres vivas

Las liendres son los huevos de los piojos. Los huevos de todas las especies de animales se componen del cascarón y del embrión que contienen y cuando dicho embrión abandona el huevo el cascarón queda vacío.

 

En el caso del ciclo de vida de los piojos, la hembra pone de 8 a 10 huevos en promedio al día y cuando lo hace utiliza su saliva como pegamento para adherirlos al cabello lo más cercano al folículo, es decir solo uno o dos milímetros de la superficie de la cabeza.

 

El cabello crece a razón de 0.2 a 0.4 milimetros por día y los embriones de los piojos duran dentro de su cascarón alrededor de 7 días antes de eclosionar, de salir al mundo como ninfas, piojos jóvenes.

 

Las liendres vivas tienen un color parduzco sobretodo en una “tapita” llamada opérculo y tienen un volumen que se reduce cuando se aplica presión sobre ellas como cuando se aplastan contra las uñas.

Liendres muertas

Lo datos anteriores quieren decir que una liendre que es adherida por su madre al cabello a 1 mm del cuero cabelludo en 7 días se habrá separado apenas unos 2.8 milímetros ¿Por qué es esto importante? Porque las liendres que encontramos a un centímetro de la piel ya no contienen embrión, están vacías y ya no representan peligro de contagio.

 

El problema es que estos cascarones vacíos suelen producir mucha ansiedad y frecuentemente se recurre a tratamientos para piojos por la presencia de liendres muertas cuando es posible que ya no exista infestación.

 

El otro problema de las liendres muertas es que tienen un color blanquecino-nacarado que puede confundirse con la caspa o con residuos de ciertos materiales como aerosoles para el cabello, algún polvo blanquecino como el que se desprende de la pintura de techos o paredes húmedas o inclusive ceniza en el ambiente.

 

En muchas ocasiones la presencia de estos residuos que no son ni siquiera liendres muertas activa las alarmas de una contaminación por piojos.

Huellas de rascado en el cuero cabelludo

La comezón que se siente en las pediculosis es producto tanto del movimiento de las ninfas, que son las especies jóvenes de los piojos y los mismos piojos adultos, tanto cuando caminan como cuando succionan la sangre.

 

El estímulo del movimiento de estos insectos despierta una sensación de las terminales nerviosas de la piel tan frecuente y tan intensa que obliga al individuo a rascarse también frecuentemente y con mucha fuerza ocasionando en una gran cantidad de casos lesiones que consisten en escoriación de zonas de mayor o menor extensión en el cuero cabelludo.

 

Dichas lesiones se pueden observar cuando se explora la cabeza de la persona afectada como zonas enrojecidas, hinchadas y con costras precisamente por el rascado.

 

Pero en algunos casos el rascado produce una infección secundaria que puede agravar la inflamación de los sitios mas lesionados y producir costras melicéricas, es decir semejantes a miel y cera o francamente la salida de pus con aumento de la temperatura.

Ninfas y piojos adultos

Finalmente, como lo mencionamos, la evidencia irrefutable de que una persona cursa con pediculosis es encontrar ninfas y piojos adultos en su cabeza o alguna parte de su cuerpo.

 

Sería difícil que al encontrar un animalillo caminando en la cabeza de una persona que además ha presentado alguno de los otros signos descritos este no fuera un piojo. Las mamás, pero sobre todo las abuelas tienen muy buen ojo para estos bichos y una vez visualizados solo es cosa de que caigan entre las uñas de sus dedos para que el tronido se oiga varios kilómetros a la redonda.

 

No obstante, como no todos hemos sido entrenados en estos menesteres, no es de extrañar que muchos de nosotros no estemos lo suficientemente familiarizados con un piojo como para reconocerlo tan solo al verlo. De hecho, es mas probable que sean muchas mas las personas que nunca han visto un piojo que las que sí y podrían confundirlo con cualquier otro insecto que se haya aventurado por el cuerpo o la cabeza.

 

Por esta razón para ayudar a que todos tengamos una mejor idea de cómo son los piojos y poder diagnosticar con toda razón una pediculosis cuando los encontremos, en la siguiente entrada presentaremos algunas imágenes muy ilustrativas tanto de piojos como de liendres acompañadas de explicaciones sobre su estructura y otras características.

 

Nuevamente, dado que no contamos con un microscopio en cada hogar la recomendación es que se tengan a la mano lentes de magnificación o lupas que permitan explorar a los miembros de nuestra familia en caso de duda.

Fotos de piojos – ¡Para que no nos den piojo por liebre!

Quizás esta entrada resulta pues habla acerca de ver fotos de piojos. Se que ahora mismo estarás frunciendo el ceño, como preguntando ¿y para que querría alguien ver fotos de estos insectos tan desagradables y molestos? ¿qué hay de interesante en ellos? ¿cuál sería la utilidad?

 

Bueno, la razón para proponer algo así tiene como finalidad que estemos mejor informados acerca del padecimiento que queremos combatir. La pediculosis al ser una ectoparasitosis, es decir al ser una infestación de parásitos externos que están en alguna parte de la superficie corporal la convierte en uno de esos procesos de la salud con mayor posibilidad de ser tratados de forma empírica sin la consuta previa con un profesional de la salud.

 

Si ese es el caso lo mejor es tratar de hacerlo de la mejor manera buscando ser lo mas eficiente posible con la eliminación de estos insectos, pero cuidando también de no producir molestias innecesarias, efectos indeseables, consumir energía o gastar tiempo y dinero en exceso.

Antes que nada, si no hay piojo no hay pediculosis

Como lo hemos comentado previamente, el diagnóstico de pediculosis UNICA Y EXCLUSIVAMENTE se puede hacer cuando se demuestra la presencia física e inconfundible de liendres y/o piojos en la cabeza, el cuerpo o el pubis de las personas.

 

Aunque esto parezca evidente, no lo es. Nos sorprendería saber cuantas personas alrededor asumen que otros o ell@s mismos están infestados por piojos solo porque tienen alguno de los síntomas que se presentan en dicha infestación.

 

Para hacer el diagnóstico de pediculosis, se debe demostrar sin lugar a ninguna duda que se han encontrado piojos o ninfas vivas caminando por el cuero cabelludo u otra parte del cuerpo y/o liendres adheridas al cabello a pocos milímetros de su raíz.

Síntomas parecidos a pediculosis no son suficientes para decir que hay piojos

La comezón, la irritación, la sensación de “cosas” moviéndose o caminando por la cabeza no son datos suficientes para asegurar que alguien o uno mismo pueda tener parásitos viviendo en el cuero cabelludo.

 

De forma similar, sustancias como los restos de los aerosoles para el cabello, cenizas u otros residuos ambientales, caspa o un sinnúmero de partículas pequeñas podrían simular la presencia falsa de liendres.

 

Es bien sabido que el simple hecho de pensar en piojos nos produce una sensación desagradble de “patitas” caminando por todo el cuerpo e inconscientemente nos despierta la sensación de comezón y el deseo de rascarnos.

De la misma forma cuando vemos en la piel, particularmente en el cuero cabelludo o en el cabello mismo, imágenes “sugestivas” de piojos y liendres asumimos de manera precipitada la presencia de dichos insectos.

El pánico nos vuelve paranoicos

Frente a estas sensaciones o imágenes “extrañas” asumimos conductas defensivas que nos llevan a tomar cartas en el asunto para combatir o contrarrestar el avance de la infestación. Esto es particularmente cierto en las escuelas donde el personal encargado de revisar a los niños que ingresan al plantel no tiene el conocimiento o la experiencia suficiente para identificar a los parásitos y a sus huevos y emite de manera contundente un veredicto que implica mas que el simple impedimento para entrar sino que produce el malestar por los planes familiares alterados, la carga social que implica el ser señalado como “piojoso”, la angustia por eliminar los piojos lo más rápido posible y el ritual obligado de buscar remedios y dedicarse a aplicarlos al “señalado” hasta que todo mundo esté suficientemente convencido de que la parasitosis ha desaparecido y no hay riesgo de contagio.

¿Cuáles son los riesgos de hacer un falso diagnóstico de pediculosis?

Cierto, hacer un diagnóstico falso de pediculosis no es tan grave como hacer uno de apendicitis. Al menos en la pediculosis no hay riesgo de una cirugía innecesaria.

 

Sin embargo, hacer dicho diagnóstico falso tampoco es inocuo.

 

Primero que nada, como ya mencionamos está la carga social. A pesar de que la pediculosis es un problema extendido por todo el mundo, cuya prevalencia se ha incrementado en prácticamente todas las sociedades sin excepción de raza, sexo, condición económica, social ni cultural, todavía la simple mención de su nombre se asocia a condiciones de discriminación y segregación como la pobreza, la suciedad, la ignorancia, el hacinamiento, la promiscuidad, etc.

 

Un niño que es señalado como portador de piojos y liendres y en especial sus papás y su familia, enfrentan el estigma de una condición que no desean, aunque dicha condición sea solamente un prejuicio falso.

 

Consumo de recursos. Como consecuencia del diagnóstico falso se crea una sensación de angustia que incita a resolver el problema “a como dé lugar” para lo cual se realizan esfuerzos por erradicar la parasitosis. Esfuerzos que consumen tiempo y recursos económicos derivados de la compra de medicamentos, remedios, instrumentos, consultas médicas, clínicas, etc.

 

Efectos adversos. Muchos de los tratamientos aplicados a veces sin el menor intento previo de búsqueda y limpieza de insectos conlleva el riesgo de generar irritación, hipersensibilidad, alergia u otro tipo de efectos nocivos.

 

Resistencia. Quizás uno de los mayores problemas del uso indiscriminado de sustancias para combatir piojos sea el hecho de que se ha generado una sobreexposición ante la cual los insectos han respondido generando mecanismos de resistencia que ahora los han vuelto mas fuertes para enfrentar una gran cantidad de retos, volviendo a los tratamientos convencionales anteriormente exitosos un fracaso actual.

¿Cómo resolver el problema para hacer el diagnóstico correcto?

La mejor manera de resolver todos estos vericuetos es mediante la información adecuada del padecimiento.

 

Como ya mencionamos, para poder hacer el diagnóstico de pediculosis es necesario ver al piojo y/o liendres, pero ¿cómo vamos a identificarlos si no los conocemos?

 

Por supuesto salvo algunos casos excepcionales, nadie tiene un microscopio guardado en la cocina o en el estudio, pero casi en cada hogar hay por lo menos una lupa o lentes magnificadores convencionales.

 

Si contamos con imágenes suficientemente claras que fácilmente pueden conseguirse en internet de cómo son las liendres y los piojos y luego comparamos dichas imágenes con los restos que obtenemos de nuestra búsqueda en el cuerpo, particularmente en la cabeza, debería ayudarnos a resolver el problema.

 

Tal vez para la identificación de piojos no sea tan relevante pues cualquier persona sin mucha experiencia podría darse cuenta de que un bicho pardo corriendo entre los cabellos no es algo normal, el problema sobretodo es la identificación de liendres las cuales como dijimos pueden confundirse con muchas otras partículas de color semejante.

Peines para piojos – Kemilove de Acero Inoxidable

  • Producto: Peine profesional Kemilove de acero inoxidable para piojos y liendres
  • Precio: 
  • Lugar mas barato para comprar: Amazon.com.mx
  • Cantidad: 1 pieza
  • Precauciones: No se deje al alcance los niños para evitar lesiones
  • Evaluación: 10 de 10

Comparación del peine Kemilove de acero inoxidable frente a otros métodos

El único tratamiento más eficaz que el peine/lendrera de acero inoxidable para tratar la peliculosis es el rapado de la cabeza, el cual por obvias razones estéticas y sociales no es el método de elección para todas las personas especialmente para las mujeres y las niñas infestadas con piojos y liendres.

 

Los novedosos sistemas para aspirar y filtrar piojos son más rápidos que el peine y tampoco utilizan sustancias sobre la cabeza de las personas, pero su eficacia aun es controversial, dado que el método al final de cuentas sacrifica el detalle de la búsqueda mecánica en aras de optimizar la velocidad.

 

Frente a los productos elaborados a base de insecticidas naturales o sintéticos como las piretrinas, los piretroides o los aceites esenciales de diversas plantas, el peine ofrece nulos efectos tóxicos, irritantes o alergénicos como si los pueden generar las sustancias descritas en mayor o menor manera.

 

Inclusive contra la ivermectina que sería uno de los tratamientos cuya efectividad se mantiene aún en altos índices, el peine ofrece una mayor tasa de eliminación de animales dado su carácter manual y podría decirse que artesanal. Además de que cuando se habla de ivermetina administrada por vía oral, su eficiencia se reduce solo a los piojos adultos y ninfas, mientras que con el peine se pueden eliminar también las liendres.

Comparación del peine Kemilove frente a otros tipos de peines/lendreras

Dentro de la categoría exclusiva de los peines/lendreras quizás el primer competidor obvio del peine de acero inoxidable es el peine de plástico que se incluye en varias de las presentaciones de shampoos como un recurso complementario.

 

Cuando se ajunta de esa forma frecuentemente resulta un recurso ignorado pues el tratamiento se centra solamente en la acción farmacológica. Pero inclusive cuando se emplea el peine se suele subestimar su utilidad en relación con la acción de las sustancias activas del shampoo y la búsqueda con el peine no se realiza de forma tan meticulosa como se requiere.

 

Un problema adicional es que los peines que se obtienen como complemento de los shampoos son prácticamente siempre de plástico y suelen ser de colores ¡algunos inclusive blancos! El problema con ellos es primero que sus dientes suelen ser menos rígidos que los de uno de acero por lo cual pueden llegar a omitir tanto piojos como liendres, en segundo lugar, son más frágiles y llegan a romperse con cierta facilidad disminuyendo su utilidad y en tercer lugar cuando son de colores claros o blancos, podrían camuflar a las liendres presentes que son de color claro semejante a un blanco nacarado.

 

El peine eléctrico es una opción más rápida y eficiente del peine de acero inoxidable, pero suele ser mas caro.

Ventajas del peine/lendrera Kemilove de acero inoxidable

  • Tiene un tamaño fácil de manipular, guardar y transportar.
  • Cuenta con una empuñadura con bandas elásticas antideslizantes para un mejor agarre.
  • El acero inoxidable con el que está elaborado permite diferentes formas de limpieza incluyendo el cepillado con jabón, alcohol o agua hirviendo, así como el contacto con sustancias pediculicidas complementarias incluídas en lociones y shampoos sin presentar corrosión u oxidación.
  • Sus dientes son lo suficientemente largos como para poder peinar mechones de cabello desde la raíz aun en cabelleras espesas y pelo grueso y rizado
  • Sus dientes son además lo suficientemente duros y cercanos como para poder atrapar y arrastrar a los piojos que se localicen sin permitir que escapen.
  • Los dientes cuentan con microsurcos que detectan y atrapan también a las elusivas liendres
  • Se realiza una inversión realmente muy económica en una sola ocasión y el instrumento tiene una duración prácticamente de por vida, a diferencia del gasto que se tiene que realizar con cualquiera otro de los métodos anti-piojos.

Desventajas del peine/lendrera Kemilove de acero inoxidable

  • El uso de cualquier peine/lendrera, en particular de los que no son eléctricos requiere de paciencia dado que en ocasiones se necesitan invertir algunas horas de búsqueda cuidadosa de piojos y liendres.
  • Es necesario tener cierta habilidad tanto para manipular el peine de la manera mas eficiente buscando desde la base del cabello pues ahí es donde suelen encontrarse los piojos y estar adheridas las liendres; así como para identificar a dichos insectos sin confundirlos con basura, grasa, caspa, residuos de aerosol, etc.
  • Su uso está asociado a una buena iluminación y con frecuencia al uso de lupas o lentes magnificadores que mejores la visibilidad en el campo del cabello por donde se pasa el peine.
  • En el caso de que se requiera peinar la cabeza de un menor, sobretodo de un niño pequeño quizás sea necesario acondicionar el lugar donde la limpieza se lleve a cabo y proveerse con materiales que le permitan al niño distraerse y entretenerse sin desesperarse debido al tiempo que puede ocupar la búsqueda de piojos y liendres.

Evaluación del peine/lendrera Kemilove de Acero Inoxidable

El balance final es el de que salvo los inconvenientes asociados a la técnica óptima para buscar, identificar, arrastrar y eliminar piojos y liendres de la cabeza de cualquier persona el uso del peine lendrera sigue siendo el método más seguro, no tóxico y mas eficiente para combatir la pediculosis.

 

El costo del peine/lendrera es por mucho el más competitivo con relación a cualquier otro método antipiojos. Con la ventaja agregada de que el gasto se realiza en una sola ocasión y que este instrumento se conserva prácticamente en las mismas condiciones del primer uso por toda la vida.

 

Para aquellas personas que se rehúsen a utilizar cualquier sustancia química ya sea natural o sintética, tanto en forma de shampoo, loción, gel o medicamento por vía oral y que no deseen realizar un rapado de la persona afectada, el método de elección para erradicar la pediculosis es el peine antipiojos Kemilove de acero inoxidable.

Shampoo para los piojos – ¿Cómo elegir el óptimo?

La oferta de shampoos o champús para piojos cada día es más extensa y puede resultar complicado elegir entre un número gradualmente mayor de opciones.

 

Evidentemente todo el mundo pretende ofrecer la mejor alternativa anunciándola con calificativos como “No tóxico” y/o “Natural” en un intento por separarse de lo que se consideraría como “químico” o “de patente”

 

Además de lo anterior el espectro de acción suele ser confuso pues decir “anti-piojos” no es lo mismo que “mata a los piojos” y ninguno de estas dos categorías implica que tenga una acción también contra las liendres.

 

Entonces antes de hablar sobre las características del producto que nos ocupa en esta revisión, recodemos algunos rasgos técnicos útiles para poder escoger con más información y una actitud mas crítica de acuerdo con nuestras necesidades, intereses y preferencias.

Productos probadamente tóxicos

Varios tratamientos contra piojos se hicieron mala fama porque son insecticidas de amplio espectro como el lindano y el DDT que se utilizaron para combatir a otras especies de insectos, pero acabaron contaminando el ambiente y produciendo efectos nocivos al ser humano como la capacidad para producir cáncer, por ejemplo.

 

Este tipo de compuestos deben evitarse, aunque realmente será cada vez mas difícil encontrarlos en presentaciones para uso terapéutico.

Derivados de las piretrinas

Las piretrinas son moléculas producidas por los crisantemos, como se ha explicado ya en algunas entradas de este blog. Esto las califica como “Naturales”. Son además moléculas con capacidad insecticida, no son tóxicas para el humano y son biodegradables.

 

El problema que tienen es que pierden rápidamente actividad por lo cual se sintetizaron en el laboratorio moléculas semejantes a las cuales se les llamó piretroides que siguen siendo seguras para el humano y para el ambiente, pero al provenir de una producción artificial pierden el carácter de “Naturales” y se califican como “Químicos” lo cual es una característica que, aunque no implique necesariamente un acción dañina, pues todo en la naturaleza es “químico” se percibe como algo negativo.

 

A pesar de lo anterior los piretroides gozaron de cierto auge hace tiempo por sus altos niveles de efectividad y baja toxicidad, lo que condujo eventualmente a un uso tan extendido en el mundo que progresivamente a redundado en un aumento de las resistencias a estas sustancias con su consiguiente desprestigio, lo que se ha aprovechado para promover otro tipo de recursos.

Aceites esenciales

A partir del aumento de la resistencia de los piojos a los piretroides han cobrado auge los efectos pediculicidas conocidos ancestralmente de diversos aceites esenciales extraídos de plantas como la lavanda, el arbol de té, la salvia, el eucalipto, el romero, el cedro santo, etc.

 

Estos extractos que se obtienen de los frutos, hojas, tallos o corteza de los árboles no sufren modificaciones químicas en su estructura por la mano del hombre por lo que se consideran genuinamente “Naturales” y casi de manera automática aunque errónea por ser naturales se les considera “no tóxicos”, cuando en realidad cada sustancia ya sea obtenida directamente de la naturaleza o derivada de la síntesis en laboratorio conlleva un riesgo aunque sea mínimo de producir efectos indeseables de diversa índole y gravedad en cualquier organismo humano.

¿Matan o repelen piojos?

Debería ser algo obvio, todos sabemos la diferencia entre que un piojo se muera o que simplemente evitemos que se suba a la cabeza de las personas. Pero la realidad es que no todos los shampoos dicen con claridad cual es la acción que realizan.

 

Cuando un shampoo se anuncia como “anti-piojos”, ese calificativo puede aplicar tanto para una sustancia que mata como para una que ahuyenta piojos.

 

En definitiva ¡¿a quien le importa si se mueren o se van con tal de que no estén ahí?!

 

Bueno, el problema es que si deseas acabar con una parasitación ya en curso, es decir si los piojos ya están en tu cabeza o en la de alguno de los miembros de tu familia, un shampoo “repelente” no es de utilidad en ese momento, porque lo que necesitas es acabar con la infestación.

¿Piojos, liendres o ambos?

Asociada a la confusión anterior está el hecho de que muchos shampoos tampoco indican con claridad si matan piojos, matan liendres o los matan a ambos.

 

Nuevamente ¡¿qué importa una cosa u otra?!

 

Un shampoo que solo mate a los piojos, eliminará la sintomatología que dichos insectos producen, acabará con la comezón, irritación y la sensación tan desagradable de tener patitas caminando por nuestra superficie… por un tiempo.

 

Las liendres que queden vivas eclosionarán, es decir saldrán de sus huevecillos en algunos días y se desarrollarán como nuevas linfas y luego piojos adultos, manteniendo la infestación constante mientras no se rompa ese ciclo.

Utilizar un shampoo que solo mate a los estadios móviles, es decir a las ninfas y piojos adultos puede ser muy benéfico cuando hay demasiados de estos especímenes, pero se tendrá que recurrir entonces a un método complementario que elimine a las liendres, el cual puede ser el peine/lendrera o alguna otra sustancia como la ivermectina tópica que mata de la misma forma a los piojos, ninfas y a las liendres.

Lo más importante: la personalización

El mundo actual, el mundo del siglo XXI tiende a la personalización en todas las áreas y la Medicina no es la excepción.

 

La manera de entender y tratar las enfermedades está evolucionando de los métodos tradicionales en los cuales para un “padecimiento” se seleccionaba dentro de un grupo de posibles tratamientos.

 

El nuevo enfoque se centra en el paciente, en sus características personales físicas, mentales y sociales y manejo de nuestra relación con los piojos sigue estos paradigmas.

 

Hemos visto que el uso indiscriminado de unos pocos métodos ha producido mecanismos de defensa en los insectos que nos están dejando inermes.

La conducta a partir de ahora debe ajustarse a un plan mas racional tomando en cuenta aspectos específicos de la pediculosis. No se trata solamente de decir pediculosis = x tratamiento sino pediculosis + edad + género + sensibilidad + preferencias de aromas + infestación presente o ausente + actividad social / escolar / laboral + (añade cualquier otra característica relevante) = tratamiento adecuado.

Como eliminar los piojos y liendres – Extracto de Neem

En esta entrada platicaremos acerca de otra opción sobre como eliminar los piojos y liendres.

 

Para ello tendremos que hacer un breve resumen de la información que existe sobre lo que muchos conocen como “farmacia de la aldea”, “el árbol de los mil usos”, “margosa o nimbo de la India” entre otras denominaciones

 

¿Habías leído o escuchado alguna de ellas? Nos referimos al árbol de Neem.

¿Qué es el Neem?

El nombre científico del árbol de Neem es Azadirachta indica.

 

Se distribuía principalmente en las regiones de la actual India y Pakistán en donde varias tradiciones lo consideraban un árbol sagrado debido a ciertas gracias adquiridas o expresamente por una designación especial ambas provenientes de diversas divinidades.

 

Con el tiempo su distribución se extendió a diversas regiones de Asia, Africa, Oceanía. En América se le puede encontrar en California, Florida las islas caribeñas, Nicaragua y México.

 

Es un árbol que crece hasta una altura promedio de 20 metros, con copas amplias y flores blancas y aromáticas. Tiene la capacidad de crecer en suelos áridos y temperaturas relativamente altas.

La investigación de diversas propiedades farmacológicas e industriales del Neem cobró auge a partir de la Segunda Guerra Mundial. Desde entonces con mayor o menor intensidad se ha descrito su composición química y se la ha utilizado tanto con fines curativos como agrícolas.

¿Cuáles son las propiedades medicinales que se le atribuyen al Neem?

Se han encontrado hojas de Neem de por los menos 4,500 años de antigüedad en zonas arqueológicas de Pakistán que sugieren que se utilizaban con fines medicinales ya desde esos tiempos.

 

Los antiguos indios (de la India) descubrieron un gran número de atributos medicinales de este árbol por lo que lo llamaron nimba, que, en sánscrito, una de las lenguas clásicas de la India, significa “otorgar salud”. De nimba deriva el nombre acutal de Nim o Neem.

 

Dichos atributos medicinales iban desde sus efectos contra ciertos insectos o parásitos incluyendo los gusanos del intestino, hasta enfermedades tan graves como la lepra pasando por diversos tipos de enfermedades de la piel, inflamación, problemas urinarios, dolores articulares, inducción del parto y lactancia o como antídoto de la mordedura de la víbora de Russell entre muchas otras aplicaciones.

 

Este amplio espectro de efectos que le ha ganado la reputación de Panacea se obtenía de formas diversas desde sentarse bajo la sombra del árbol hasta beber la infusión hecha con sus hojas y flores, masticar o comer dichas hojas y flores o utilizar la resina de la corteza.

 

El uso de estos efectos terapéuticos trascendió en diversos momentos de la historia a la medicina tradicional y tanto la homeopatía como la alopatía los incluyeron en su farmacopea, tanto así que en el siglo XIX la corteza se empleaba para tratar la malaria o paludismo hasta que fue sustituída por la quinina.

 

Actualmente existen una gran cantidad de estudios científicos que proponen al Neem o componentes específicos del mismo para diversas enfermedades infecciosas y cáncer [https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=neem].

 

A pesar de los efectos tóxicos contra tal variedad de especies de animales, aparentemente sus efectos contra los humanos son principalmente beneficiosos, aunque hay quien ha reportado efectos secundarios por el uso de extractos de Neem los cuales probablemente se deban a grandes dosis en especial en niños o a un incremento de la sensibilidad a los componentes del Neem.

 

¿Por qué utilizar Neem contra piojos y liendres?

Parte de los efectos observados con el Neem son que rechaza a cerca de 200 especies de plagas que incluyen mosquitos y chinches. Este conocimiento comenzó al observar que en diversos tipos de plagas donde otros árboles eran afectdos el Neem permanecía sin ningún daño.

 

Grupos de investigadores británicos encontraron que una de las moléculas que son parte del extracto de Neem y que tienen efecto contra los insectos es la azadiractina.

 

Actualmente se han descrito otras moléculas que actúan contra los insectos plaga, entre los que se incluirían los piojos. Tales sustancias son el meliantrol y la salanina.

¿Hay evidencias científicas del uso de Neem contra piojos y liendres?

Por lo menos hay cuatro estudios relativamente recientes que ha evaluado los efectos directos del extracto de Neem sobre liendres y piojos.

 

En 2006 un estudio llevado a cabo en Egipto se mezcló el extracto de las semillas de Neem en shampoo el cual se aplicó a 60 niñas y niños de 4 a 15 años durante varios períodos entre cinco minutos a media hora, encontrando que dicho tratamiento fue muy efectivo para matar a los piojos.

 

En Australia, también en 2006 se evaluó la eficacia del shampoo Wash-Away Louse ™ elaborado con extractos de las semillas de Neem. La efectividad después de 3 horas de aplicado el tratamiento fue de 94% de piojos muertos contra 74% en el mismo período después del tratamiento de un shampoo antipiojos elaborado con permetrina. En una investigación adicional con el mismo shampoo llevada a cabo en el 2011 se encontró que este es efectivo también para matar a las liendres.

 

En otro estudio realizado en el 2011, para evaluar el shampoo anti-piojos Licener elaborado también con extractos de Neem se encontró que después de un tratamiento por 10 a 20 minutos con el shampoo en niños intensamente infectados no solamente las especies móviles de los piojos (adultos y ninfas) morían sino también las liendres.

¿Dónde consigo extracto de Neem?

De forma similar a la gran cantidad de aplicaciones del Neem, también hay diversas maneras de obtenerlo, no todas de las cuales resultarían aptas para su uso como repelentes de liendres y piojos o franco ovicida y pediculicida.

 

Algunos de los usos del Neem se limitan solo a sus efectos benéficos sobre la salud general de la piel otros en contraste tienen que ver con su actividad como insecticida para uso agrícola por lo que las maneras de obtenerlo y la concentración, calidad y pureza a las que se obtiene en cada caso suele variar.

 

En la próxima entrada presentaremos una revisión de un shampoo con extracto de Neem especialmente formulado para el tratamiento de las pediculosis en humanos.

Como quitar los piojos y liendres – ¿También con mamey?

La búsqueda de estrategias acerca de cómo quitar los piojos y liendres es interminable, y los remedios con propiedades anti-piojos también.

 

Si pensábamos que los recursos naturales para tratar enfermedades se limitaban a los tallos, hojas y flores pues entonces es que no hemos recorrido todo el universo de posibilidades solo con la botánica.

 

Ahora es el turno del mamey. Sí, efectivamente así de extraño como puede sonar para algunas personas, hay quien sugiere que esta fruta tiene propiedades medicinales entre las cuales se encuentran su actividad pediculicida o al menos repelente a piojos y liendres.

 

Así que revisemos un poco…

¿Qué tanto sabemos del mamey?

El mamey amarillo es muy conocido como una fruta de corteza relativamente rígida, aunque delgada y fácilmente desprendible, y una pulpa amarillenta, turgente y dulce que está lista para consumirse como fruto fresco o se emplea para elaborar licuados, helados o diferentes tipos de dulces. el mamey amarillo es mas redondeado y tiene varias semillas.

 

Su origen probablemente es antillano y se le conoce bien en Centro y Suramérica, principalmente en las zonas tropicales.

 

Lo que conocemos menos del mamey amarillo es que su nombre científico es Mammea americana, que es una especie de árbol que puede llegar a los 100 años y cuyo cultivo es principalmente para obtener el mamey que es una fruta bien cotizada en el mercado, aunque también el arbol del mamey puede ser ornamental.

 

A diferencia del mamey amarillo, el zapote mamey cuyo nombre científico es Pouteria sapota es más rojizo y con la forma de un balón de futbol americano y una sola semilla. Está mas distribuido en México y Centroamérica.

 

¿Tambien el mamey sirve como remedio?

Lo interesante del mamey amarillo con relación a la salud es que se ha empleado tanto el látex de la corteza del árbol como la cáscara del fruto y las semillas pulverizadas para preparar infusiones que después se utilizan como insecticidas contra garrapatas y piojos.

 

En las estructuras descritas del mamey se han localizado entre otras sustancias unas particularmente importantes llamadas cumarinas tipo mammea. Dichas moléulas se han asociado a efectos biológicos antiinflamatorios, analgésico, antitumorales, etc.

 

Uno de los usos por los que mas se conoce a las cumarinas es porque se han utilizado para sintetizar anticoagulantes de particular importancia en el tratamiento de enfermedades cardivoasculares.

 

Las cumarinas en ciertas dosis sin embargo pueden resultar tóxicas para el hígado y riñon humano y definitivamente son tóxicas para el hígado de la rata por lo que se ha empleado como veneno para estos animales.

 

Las cumarinas tipo mammea han mostrado efectos también sobre el Tripanosoma cruzi, el agente transmisor del virus del Dengue.

 

Además de esto se ha descrito que los extractos de la semilla del mamey tienen propiedades antivirales sobre los virus del Dengue y Chikungunya y bactericidas sobre Porphyromonas gingivalis y Streptotocus mutans

 

Hay información sobre diversos componentes nutricionales del mamey rojo o zapote pero no la hay relevante sobre sus propiedades biológicas y medicinales, lo que no descarta que las pueda tener pero necesitarían buscarse intencionadamente.

¿Sirve contra los piojos?

La tradición en diversos lugares de Centro, Suramérica y el Caribe indica que la pulverización de las semillas de mamey disueltas en agua para preparar una infusión es útil contra las garrapatas y piojos.

¿Cuáles son las evidencias científicas?

No obstante, a pesar de los efectos biológicos y terapéuticos comentados arriba, al menos en la literatura científica indexada y arbitrada no hay reportes de estudios específicos que se hayan llevado a cabo para probar la infusión mencionada de los polvos de las semillas sobre las liendres y los piojos.

 

Tampoco hay estudios que indiquen que se han aislado sustancias de alguna parte del mamey que sean específicas para repeler o matar a las liendres y a los piojos al menos en el laboratorio.

 

Por lo anterior queda aún la duda de cuan efectiva puede ser esta fruta para el tratamiento de la pediculosis, además de que como ya se comentó cierta cantidad de los residuos de la cáscara o la semilla puede llegar a resultar tóxica por lo tanto debería utilizarse con mucho cuidado para evitar algún tipo de efectos indeseables.

¿Cómo se prepara el mamey para tratar la pediculosis?

La semilla del mamey amarillo se parte hasta obtener un núcleo con forma de almendra el cual se tritura para mezclar en una solución acuosa o alcohólica que le sirva para macerar.

 

Aunque no es la práctica común en las poblaciones donde se emplea este recurso natural como tratamiento anti-piojos, macerar en aceite el proceso no debería ser muy diferente del de otros extractos de plantas.

 

La semilla pulverizada se mezclaría con algún aceite de preferencia y se dejaría por uno a tres meses o bien se calentaría el aceite con la trituración de la semilla de mamey, hasta antes del punto de ebullición para dejar macerar por una o dos semanas tras de lo cual se filtraría esta solución.

 

No obstante, antes de llevar a cabo cualquiera de estas preparaciones hay que tener presentes al menos dos puntos importantes:

 

  • Que a diferencia de otros extractos de plantas medicinales para obtener aceites esenciales, en este caso no se cuentan con estudios específicos realizados con el fin de evaluar su efecto sobre la eliminación de piojos o liendres, pues toda la evidencia que existe es empírica, como resultado de la observación ancestral pero no de una metodología formal.
  • Que, aunque baja existe una posibilidad de toxicidad en el hígado y riñones por una dosis excesiva de sustancias derivadas de la semilla de mamey especialmente las cumarinas.

 

Si se toma la decisión de utilizar este extracto, se debe tener presente también que cualquier sustancia puede causar algún tipo de efecto adverso, irritación, hipersensibilidad, alergia, etc., de especial cuidado en los niños por lo cual si ocurre debe descontinuarse su uso inmediatamente. Si se conoce previamente algún tipo de intolerancia, hipersensibilidad o alergia al mamey debe evitarse de manera absoluta la aplicación del extracto. En cualquier caso, de duda es recomendable consultar al profesional de la salud de su confianza.

 

Remedios para piojos y liendres – Hablemos de la Lavanda

De los remedios para piojos y liendres hemos hablado del romero y del eucalipto limón. Hablemos ahora del aceite esencial de lavanda.

¿Qué es la Lavanda?

La lavanda es un grupo de plantas de la familia de las Lamiaceas y del género Lavándula de las cuales existen muchas especies.

 

Hay cuatro categorías en las cuales se clasifican dichas especies:

 

  • Lavandula latifolia que es una lavanda mediterránea semejante al pasto.
  • Lavandula angustifolia (anteriormente L. vera o L. officinalis) o también conocida como Lavanda Inglesa que es una planta mas robusta con una flor completa.
  • Lavandula stoechas también conocida como Lavanda Francesa
  • Lavandula x intermedia que es una cruza estéril entre L. latifolia y L. angustifolia

 

 

 

Las flores de Lavanda o Lavandula son conocidas sobretodo por su uso como aromatizante de diversos productos incluyendo por supuesto la industria de la perfumería, productos de limpieza, sachets aromáticos para closet y cajones, etc.

¿Cuáles son los atributos de la Lavanda que la convierten en un remedio?

La lavanda ha sido utilizada con fines terapéuticos desde los antiguos griegos y romanos.

 

El aceite esencial de la lavanda en particular ha demostrado efectos psiconeurológicos sobre la ansiedad, estado de ánimo, además como relajante muscular, analgésico, cicatrizante, desinfectante y antiparasitario.

 

Aunque las características químicas de todas estas especies son parecidas, existe la creencia sin mucho fundamento científico de que las propiedades curativas son particulares de una especie determinada.

Por ejemplo, se piensa que todas las lavandas tienen efectos como relajantes musculares, aunque solo L. stoechas serviría para controlar el dolor de cabeza en tanto que L. angustifolia serviría como diurético.

¿Por qué utilizar lavanda contra los piojos?

Hay evidencia científica mas o menos extensa del efecto que la lavanda tiene sobre diversos tipos de bacterias y hongos.

 

Se ha propuesto inclusive que el aceite de L. angustifolia podría utilizarse para combatir ciertas infecciones resistentes a antibióticos como aquellas producidas por estafilococos resistentes a meticilina y enterococos resistentes a vancomicina.

 

El efecto del aceite es también evidente con sus vapores sobre la inhibición del crecimiento de algunas especies de hongos que contaminan al humano, aparentemente por el contenido de linalool en el vapor.

 

De forma similar se ha utilizado como pesticida para combatir ácaros, gorgojos y polillas.

De estos efectos tanto de forma empírica como por la evidencia clínica y científica es que se ha propuesto que el aceite de lavanda puede servir como un agente para combatir los piojos y liendres.

¿Existe evidencia científica de los efectos pediculicidas (anti-piojos) de la lavanda?

La idea de que la lavanda es efectiva para repeler e inclusive matar piojos es ampliamente extendida y ha cobrado fuerza a medida que otras sustancias insecticidas han mostrado fallas progresivas en el tratamiento debido al incremento de las resistencias por parte de los insectos.

 

No obstante, muchas de las ideas sobre la lavanda radican erróneamente en un supuesto “rechazo” por parte de los piojos al aroma de esta esencia, lo cual no tiene fundamento científico. Por esta y otras razones ha sido necesario estudiar de una manera más formal y sistemática los potenciales efectos de la lavanda como terapia pediculicida y aquí mencionamos algunos ejemplos.

 

En 2007 González Audino y colaboradores compararon la eficacia de diversas lociones compuestas aceites esenciales como el de lavanda, pimienta, eucalipto disueltas en diversas composiciones de agua y alcohol frente a piojos resistentes a productos comerciales que contienen permetrina. Aunque hay que decir que en este estudio no se reporta el efecto de cada aceite por separado por lo cual es difícil establecer la eficacia individual de la lavanda.

 

Williamson y colaboradores también en el 2007 evaluaron la potencia de diferentes aceites esenciales contra ácaros del polvo del hogar, así como contra piojos. Los tres aceites evaluados fueron el aceite del arbol de té que resultó el más potente, luego lavanda y en tercer lugar el aceite de limón.

Recientemente en el 2017, un estudio realizado por Candy y otros colaboradores franceses se enfocó en analizar los efectos específicos sobre los piojos de la cabeza humana (Pediculus humanus capitis) de cinco aceites esenciales: bergamota salvaje, clavo, lavanda, arbol de té y verbena Yunnan mediante un método de análisis de toxicidad por contacto en papel filtro. Se colectaron 1239 piojos vivos de la cabeza de individuos desde uno a 69 años y se encontró que el aceite de clavo diluído en aceite de coco o de girasol es el aceite que muestra la mayor actividad para matar hasta el 90% de los piojos adultos a las dos horas de haberlos expuesto por 30 minutos al aceite. Luego siguió en eficacia la verbena Yunnan. El resto de los aceites (lavanda, bergamota y arbol de té) mostraron eficacias menores a los primeros mencionados.

Como se puede ver, aunque se han llevado a cabo estudios serios para evaluar el efecto de la lavanda contra los piojos, los resultados muestran una actividad moderada o indican que para obtener mejores efectos debe combinarse con otras sustancias que potencien su acción.

¿Dónde consigo aceite esencial de lavanda?

La lavanda se obtiene de manera industrial por destilación al vapor tanto de sus hojas como se sus flores, aunque la composición química final que se obtiene de cada destilado puede variar en función de la parte de la planta que se haya utilizado.

 

El aceite más aromático y dulce se obtiene de la destilación de las flores.

 

Pero también se puede preparar esencia o aceite de lavanda de manera casera. Las recetas son múltiples, pero esencialmente consisten en obtener hojas y tallos, pero preferentemente flores de lavanda ya sean frescas del propio jardín o secas obtenidas de cualquier mercado.

 

Después se sumergen las flores, hojas o tallos en un vehículo que puede ser aceitoso como el aceite de almendras, de jojoba o de oliva o en uno alcohólico como el etanol, el alcohol de grano o inclusive algunas personas lo procesan con vodka.

 

En algunos casos se recomienda calentar el aceite con las flores, hojas o tallos de lavanda por un rato y luego dejar enfriar. En cualquier caso, generalmente después de la extracción en aceite o en un vehículo alcohólico será recomendable colar la mezcla para obtenerla sin partículas y lista para aplicar.

Nuestra recomendación de siempre, si se sabe que la persona que lo utilizará es alérgica a la lavanda es una indicación para evitar su uso. Por otra parte, hay que estar atentos a cualquier manifestación de hipersensibilidad sobretodo en los niños, pues cualquier sustancia es capaz de producir alergia. En este caso es necesario suspender su uso y acudir con un profesional de la salud para su atención.

Tratamiento casero para piojos – Hablemos del Romero

Romero

Aceite esencialEntre los tratamientos caseros para piojos que se han probado científicamente en algún momento en particular contra el piojo de la cabeza Pediculus humanus capitis, destaca un grupo que engloba a varias especies de plantas aromáticas cuyos aceites esenciales se han comparado contra los tratamientos patentados que contienen sustancias como la permetrina, resultando en algunos casos inclusive mas efectivos que dicho insecticida.

Continuar leyendo “Tratamiento casero para piojos – Hablemos del Romero”