La ansiedad por saber como eliminar piojos rápido

Esta será una entrada de reflexión con relación a la urgencia que nos produce el saber como eliminar piojos rápido.

 

Uso del peine lendreraDicha reflexión surgió a partir de la lectura de un artículo publicado en internet en abril de este año que hablaba sobre dos emprendedoras al parecer del Estado de Jalisco, México que después de dedicarse al área farmacéutica – según dice la nota – decidieron crear productos para el tratamiento de la pediculosis pero también una franquicia llamada La Piojería que ya cuenta en el momento de escribir esta entrada con 18 sucursales en diversos Estados de la República Mexicana.

Es evidente que el negocio está en pleno auge y hace que uno se pregunte ¿Por qué un negocio para combatir los piojos resultaría rentable?

Negocio lucrativo

Ofrece la solución a un problema


Por supuesto, tener piojos y liendres no es una condición ni natural ni deseable. Esta parasitosis causa molestias muy claras como la comezón intensa e incesante con el rascado vigoroso y continuo que incrementa las escoriaciones de la piel y con ellas de manera muy importante las posibilidades de infección bacteriana superpuesta.

=>> Síntomas de piojos – No toda comezón es lo que parece <<=

Esta parece una buena razón, sin embargo cabe preguntarse ¿por qué otras afecciones de la piel como ciertas tiñas por ejemplo el pie de atleta, la dermatitis atópica (alergia) o los comedones (puntos negros) causan tanta necesidad de solución e inclusive muchos de ellos persisten años sin buscar ninguna curación?

Solución a problema

El problema está creciendo exponencialmente


Tal vez una de las razones para que los piojos sean un problema para el cual se busca mas atención especializada, ya sea médica o técnica como en el caso de los negocios como el de este ejemplo, es que es un problema que está creciendo de manera acelerada en todos los ámbitos tanto domésticos como escolares y laborales, así como en casi todos los rincones del orbe.

 

Sin temor a exagerar, no pasa un día sin que se detecte un brote de piojos en alguna escuela del país y aparentemente esto ocurre en muchos otros países de forma similar.

 

Los gastos que se derivan de el tratamiento de esta parasitosis también han experimentado una curva a la alza tanto por lo que se invierte en consultas médicas y en medicamentos de patente, como en remedios caseros.

 

Por lo tanto la magnitud creciente de la pediculosis son otra buena razón para que prospere un negocio que se encargue de combatir a los piojos.

=>> Como eliminar los piojos definitivamente… ¿en una clínica? <==

Incremento del problema

Es un problema muy sensible para la percepción de la población


Pero quizás el factor más relevante por el cual la demanda por los tratamientos contra la pediculosis ha aumentado de forma tan significativa es que la percepción del problema irrita una fibra muy sensible de la población: la autoestima.

 

Hay padecimientos graves que requieren hospitalizaciones largas, complejas y costosas los cuales no solamente no se ocultan, sino que pasan a formar parte de la reserva de historias por contar con la familia y los amigos a lo largo de los años como parte de una importante experiencia personal.

 

Hay otros padecimientos como la tiña de los pies o pie de atleta que mencionamos arriba los cuales simplemente se ocultan en el calzado y como dice el dicho “ojos que no ven, corazón que no siente”. Si otras personas no se enteran de esas enfermedades, simplemente no existen para ellos.

 

Y hay otras como los comedones o puntos negros de la nariz que, si bien son perfectamente visibles y no precisamente gratos, pues no llevan en si mismos el estigma de algo penoso. Siempre se puede alegar que hay exceso de grasa, alguien arrugará el ceño preguntándose porque no hace el esfuerzo la persona afectada por eliminar tal exceso, pero no pasa de ahí,

 

No obstante, el caso de la pediculosis es especial. A pesar de las molestias por comezón y rascado ya comentadas, no hay ninguna evidencia clara de que los piojos, específicamente los de la cabeza, transmitan alguna enfermedad.

 

Por lo tanto, si bien no es para permanecer pasivos antes su presencia, pero tampoco implica un riesgo ni siquiera pequeño contra la salud general a mediano y largo plazo y mucho menos contra la vida.

 

¡PERO…! Y este, pero es muy grande, enorme podríamos decir, GIGANTE (1). Existe un estigma social terrible que asigna casi de manera inmediata ciertas características o por decirlo de otro modo mas gráfico “defectos o culpas” a quien padece pediculosis.

 

Una persona con piojos es etiquetada como sucia, pobre, descuidada, ignorante, etc., y este estigma o etiqueta es sin lugar a dudas mas dañino y doloroso para muchas personas que padecer tiña en los pies, comedones en la nariz o una cirugía de corazón, al menos hasta hace muy poco.

Pobreza

Es un problema que está disolviendo las barreras socio-económicas


Sorprendentemente, a la pediculosis le pasó algo similar que a la mezclilla o al tequila y mezcal.

 

Hace algunas décadas era casi privativa de las clases sociales mas desfavorecidas y un día de pronto comenzaron a ser asunto de las clases mas acomodadas lo que las convirtió en moda saltando a la palestra internacional y cambiando la historia.

 

La pediculosis hoy es un tema tanto de escuelas públicas de barrios pobres como de exclusivos colegios privados.

=>> Piojos en la cabeza de los niños – ¡Pánico en las escuelas! <==

Es un padecimiento tanto de la clase obrera y campesina como de la élite de la cultura, el entretenimiento y el deporte.

 

Tiene una distribución epidemiológica tanto en países en vías de desarrollo como industrializados.

 

En pocas palabras la pediculosis se ha vuelto muy igualitaria, democrática podría decirse y eso ha contribuido seguramente a que cada vez con menor frecuencia se sienta vergüenza de padecerla ni de tratarla en público, sobretodo si puede rodearse ahora de cierto glamour como el que ofrecen las clínicas especializadas en el tratamiento de piojos que son algo así como una combinación de las estéticas con los salones de juegos para niños.

Democracia, igualdad

Conclusiones


Si bien la pediculosis ha sido un padecimiento del ser humano desde tiempos inmemoriales al menos en la época moderna se le ha considerado como algo asociado a la pobreza, suciedad, promiscuidad y hacinamiento que se mantenía en secreto a riesgo de ser discriminado.

 

Actualmente, sin embargo, existe un boom tanto por la cantidad de casos y su distribución a todos los estratos sociales como por la necesidad de tratarlos.

 

Esta es una paradoja pues por una parte se reconoce y se acepta que los piojos no reconocen niveles sociales, económicos o culturales y que padecerlos no implica suciedad, ni promiscuidad o hacinamiento pues las personas mas higiénicas pueden padecerlo igual que las mas descuidadas.

 

Pero al mismo tiempo la ansiedad o angustia por eliminarlos de nuestras cuerpos pero particularmente de las cabezas en gran parte por ese gran estigma social enraizado en el inconsciente colectivo hace que se busquen remedios casi con desesperación, aun sabiendo que son prácticamente inocuos (salvo por la comezón) y esa “percepción” es buena materia prima para los negocios que se dedican a erradicarlos.

Desesperación

Referencias


  1. Parison, Julie C., et al. “Head Lice: the Feelings People Have.” International Journal of Dermatology, vol. 52, no. 2, 2013, pp. 169–171., doi:10.1111/j.1365-4632.2011.05300.x.

Video


A continuación un video sobre la marca mexicana La Piojería que hemos comentado al inicio de esta entrada. Es relevante no solamente que se trata de un grupo de clínicas que se encargan de resolver el problema de los piojos sino que gracias al incremento de las necesidades percibidas por la población en torno a la pediculosis resulta también un negocio rentable que se ofrece como franquicia:

Por favor comparte tus comentarios o dudas en la parte inferior

 

 

 

 

 

Acerca del Dr. Alfonso Carreón

Dr. Alfonso Carreón Rodríguez

Dr. Alfonso Carreón Rodríguez

Es médico cirujano por la Facultad de Medicina de la UNAM, maestro y doctor en ciencias bioquímicas por el Instituto de Biotecnología de la UNAM. Realizó estancias de investigación posdoctoral en el Weizmann Institute of Science Rehovot, Israel y en el Massachussetts General Hospital / Harvard Medical School, Boston, MA, USA. Actualmente es Investigador del Instituto Nacional de Salud Pública y Profesor de Maestría de la Escuela de Salud Pública de México. Tiene un interés particular por estudiar la pediculosis particularmente de la cabeza y es fundador del blog Piojos para la difusión de información relacionada a este tema.

 

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.