¿Veneno para los piojos o tratamiento contra la pediculosis?

(Haikú)

ASCLEPIO-PATECATL

Muerte o vida, difícil ecuación de mil venenos.

~ A.C.R
Resumen

Usualmente hacemos una diferenciación entre los términos “veneno” y “medicina” cuando nos referimos a una sustancia que mata parásitos en el medio ambiente o en el interior de nuestro organismo respectivamente. Dicha diferenciación tiene que ver más con la dosis y con el daño que puede producir a las células humanas ¿qué terminología entonces debemos utilizar cuando aplicamos sustancias que deben eliminar a los piojos sin producir daño a nuestros tejidos, sabiendo que tales insectos prácticamente no pueden vivir lejos del cuerpo humano?
Summary

We usually make a distinction between the terms "poison" and "medicine" when we refer to a substance that kills parasites in the environment or inside our body, respectively. This differentiation has to do more with the dose and with the damage that it can produce to human cells. Knowing that such lice can practically not live away from the human body. What terminology should we then use when we apply substances that must eliminate lice without causing damage to our tissues?

Hace poco llevé a una mensajería conocida algunos productos de una compra que se hizo a través de nuestra e-shop en MercadoLibre. Es una actividad cotidiana que hago yo o alguien de mi equipo desde hace dos años que se fundó PIOJOS.

La etiqueta que se genera automáticamente en el sistema indicaba que eran productos para piojos sin especificar cuales y entonces el empleado del mostrador me dijo que no me los podría recibir porque eran “Veneno para Piojos” y que eso era un gran riesgo para el resto de la carga.

Le expliqué que eran diversos Tratamientos para Prevenir la Transmisión de los Piojos (en esa ocasión enviábamos shampoo y gel para peinar con aceites esenciales y un kit de peines lendreras) pero no se convencia y a pesar de que ya el sistema había considerado que mis productos eran aptos para el envío (de acuerdo a las condiciones establecidas previamente entre esa mensajería y MercadoLibre) el que era quién tenía el poder en ese momento seguía con su negativa y me indicaba que pusiera una queja si quería.

Finalmente tuve que abrir los paquetes para mostrarle que eran artículos que salvo su efecto repelente de los piojos, no eran otra cosa que productos de higiene personal y no “veneno” como el lo llamaba. Con lo cual tuvo que aceptar que se había equivocado, ofreció una disculpa y continuó con el trámite de envío como debería haber hecho desde el incio.

No obstante, esta no es la primera vez que me doy cuenta que hasta este momento seguimos utilizando la palabra veneno cuando hablamos de plagas que podemos ver, en contraposición a “medicina” cuando esas mismas plagas del tamaño que sean se encuentran dentro del organismo. Así que me pareció una buena idea hablar un poco de este asunto para tratar de aclararlo.

¿Qué es un veneno y qué es un medicamento?


Al hablar de la diferencia entre veneno y medicina o medicamento no pretendo entrar en una corrección lingüista sobre el significado de las palabras según la enciclopedia, sino más bien del significado real que dichas palabras tienen en la vida cotidiana de la mayoría de las personas.

Cuando pensamos en un veneno generalmente lo hacemos en términos de algo agresivo, peligroso, de manejo delicado, que tiene un cierto nivel de riesgo para quien lo maneja ¿no es cierto?

Ya sea que queramos eliminar a las ratas que roen los artículos de una bodega, o a las plagas que pueden dañar a un cultivo o a los mosquitos que transmiten el paludismo, el hecho de pensar en las sustancias que eliminarán a estas plagas nos hace tener grandes precauciones en su manejo y los daños potenciales que tendría para nuestra propia salud.

Además los “venenos”, plaguicidas, insecticidas, etc., vienen en recipientes grandes o al menos vistosos con apariencia industrial ¿verdad?

En cambio cuando pensamos en la palabra “medicamento” generalmente la asociamos a un médico o a un hospital, a una receta. Pensamos en ello en términos de la curación de una infección por virus, bacterias, hongos u otros parásitos más grandes como los gusanos del intestino, pero siempre dentro del organismo.

Relacionamos el término de medicina o medicamento a cajas pequeñas, usualmente de colores amables y en presentaciones fáciles de manipular. Sí, solemos estar conscientes de que pueden producirnos efectos colaterales pero al menos que se tratara de una quimioterapia generalmente dichos efectos los consideramos tolerables y transitorios.

Pero en realidad ¿qué tanta diferencia existe entre unos y otros? Quizás lo más distintivo sea la dosis. Sí, la cantidad que administramos de una sustancia puede ser la diferencia entre solo matar bacterias o producir un daño mayor en las células humanas, entre detener el crecimiento de una plaga o afectar al tejido normal. Todos sabemos que una pastilla para quitar el dolor de cabeza o para dormir, puede ser un arma suicida cuando se consume en exceso.

Por otra parte ¿qué tanto influye el tamaño de un bicho o su localización para hablar de veneno o medicamento cuando nos referimos a su eliminación? Tomamos un “medicamento” antiparasitario para lombrices que pueden llegar a medir un metro en el intestino y de “veneno” cuando pensamos en “mosquitos de no mas de medio centímetro. Es mas un juego de palabras que una precisión técnica ¿no?

¿Es un asunto del médico o del exterminador?


Doctor

Entonces si como ya vimos, el tamaño de un parásito de la especie que sea no es determinante para hacer la diferenciación entre veneno o medicamento, que sí lo es. Probablemente la capacidad que tenemos para verlo a simple vista. Como dice el dicho “Ojos que no ven, corazón que no siente”. Así que por muy grande que pudiera ser una lombriz se vuelve un asunto del médico cuando la tenemos dentro del organismo y lo que nos dé para combatirla y eliminarla le llamaremos medicamento.

Fumigador

En contraste si esa lombriz del mismo tamaño estuviera en el jardín de nuestra casa comiéndose nuestras flores, tendríamos que llamar al exterimador de plagas y lo que le daría a esos animalillos para acabarlos le llamaríamos veneno.

Los lugares críticos de la casa


A los piojos los podemos ver. Entonces siguiendo los criterios anteriormente mencionados tendríamos que llamar a un exterminador para eliminarlos ¿no es así? Deberíamos hacer un aseo general de todo nuestro entorno para evitar la transmisión a los humanos, eso es lo que parece lo más lógico.

Por lo tanto buscaríamos aquellos lugares específicos donde es más posible que dichos insectos se encuentren. Sin embargo al hacer una búsqueda exhaustiva, podríamos atrevernos a decir que inclusive obsesiva y extrema, no encontraríamos piojos ¡ni aunque nos pagaran! Salvo quizás en aquellos artículos que han estado en contacto con un humano no más de 48 horas previas.

El mejor momento para limpiar


Si solo hallaremos piojos que han estado en contacto con un humano al menos las 48 horas previas ¿quiere decir esto que deberemos hacer una limpieza exhaustiva de la casa cada 48 horas para prevenir que se multipliquen los piojos? No precisamente.

Niño con piojos en la cabeza

Por supuesto si sabemos que alguien tiene una infestación activa con piojos lo más conveniente será revisar la ropa de calle, la ropa de cama y los artículos con los que haya estado en contacto. Pero los piojos no se reproducirán, ni formarán nidos o colonias o cualquier otro modo de supervivencia y reproducción en la casa a menos que estén en contacto directo con una persona.

¿Por que la pediculosis es tan personal?


Los piojos no pueden sobrevivir más de dos días si no están chupando la sangre de un humano, ya sea de la cabeza, el cuerpo o los genitales. Y las liendres están adheridas al cabello o al vello del cuerpo o púbico.

Infestación por piojos

Por esta razón es que no obstante que los piojos sean insectos claramente visibles a simple vista, su relación con el humano es muy íntima lo que lo convierte en un problema médico personal.

Los piojos son una plaga sí, pero no son de esa clase que podemos eliminar poniéndole veneno en polvo en un pan dejado en el rincón, o limpiando los muebles con sustancias agresivas o rocíando los cultivos con un atomizador o con la aspersión aerea.

¿Cual es el enfoque correcto?


Los piojos y liendres, es decir la pediculosis en general es una parasitosis tan cercana a las células humanas como cualquier otro parásito que llevemos en el interior del organismo y requiere del cuidado que damos a cualquier otra infección o infestación humana.

Así es que si para dichos padecimientos utilizamos un “medicamento”, para la pediculosis utilizaremos sustancias que tengan esos mismos criterios: que maten a los invasores sin provocar daño en nuestras células, en dosis adecuadas para que sus efectos colaterales sobre las personas sean los mínimos o ninguno si es posible.


Referencias

  1. Centers for Disease Control and Prevention. (n.d.). Lice. 
Call to action

¡Gracias por dejar tus comentarios o dudas en

la parte inferior!

Acerca del Dr. Alfonso Carreón

Dr. Alfonso Carreón Rodríguez

Dr. Alfonso Carreón Rodríguez

Es médico cirujano por la Facultad de Medicina de la UNAM, maestro y doctor en ciencias bioquímicas por el Instituto de Biotecnología de la UNAM. Realizó estancias de investigación posdoctoral en el Weizmann Institute of Science Rehovot, Israel y en el Massachussetts General Hospital / Harvard Medical School, Boston, MA, USA. Actualmente es Investigador del Instituto Nacional de Salud Pública y Profesor de Maestría de la Escuela de Salud Pública de México. Tiene un interés particular por estudiar la pediculosis particularmente de la cabeza y es fundador del blog Piojos para la difusión de información relacionada a este tema.

 

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.