Tratamiento casero para piojos – Hablemos del Romero

Aceite esencialEntre los tratamientos caseros para piojos que se han probado científicamente en algún momento en particular contra el piojo de la cabeza Pediculus humanus capitis, destaca un grupo que engloba a varias especies de plantas aromáticas cuyos aceites esenciales se han comparado contra los tratamientos patentados que contienen sustancias como la permetrina, resultando en algunos casos inclusive mas efectivos que dicho insecticida.

Dichos aceites esenciales, o al menos algunos de ellos se pueden extraer de manera casera de una planta en particular y aplicar a las personas afectadas por la parasitación con piojos. En algunos otros casos los aceites se obtienen ya envasados y existen presentaciones que los combinan para potenciar sus efectos.

 

Algunos proyectos formales han estudiado decenas de aceites esenciales entre los que figuran productos tales como el eucalipto, la lavanda, el cardamomo, la canela, la pimienta, el límón, el orégano y una larga lista de sustancias.

 

En esta y en las siguientes tres entradas hablaremos de algunos de estos componentes de forma individual para terminar con una revisión de PIOZEN que es una loción que contiene a varios de ellos y que se utiliza como repelente de piojos. Ahora comenzaremos con el romero o rosemary como se le conoce en inglés.

 

¿Qué es el romero o rosemary?


El nombre científico de esta planta es Rosmarinus officinalis. Aunque es originaria de la región del Meditarráneo, en realidad se puede considerar que actualmente es ubicua, es decir puede localizarse en casi cualquier parte del mundo particularmente en suelos secos.

 

Es una planta relativamente común en los jardínes de muchas personas. Requiere poca agua para mantenerse, tiene hojas prácticamente perennemente verdes y flores entre azuladas y moradas.

 

¿Cuáles son las “gracias” de las que puede presumir el romero?


Parte de las propiedades del romero son como un complemento de diversos tipos de comidas ya sea guisadas u horneadas, por el agradable olor y sabor que proporciona. Además, se adiciona a diversas mezclas de aceites y embutidos para enriquecer la palatabilidad, es decir la intensidad y calidad del sabor.

 

Además de su uso culinario, el romero ha sido parte de diversas culturas entre otras cosas por su atribuídas propiedades terapéuticas transmitidas por la tradición, que van desde efectos analgésicos, antiinflamatorios, cicatrizantes y probablemente antibióticos hasta metabólicos sobre el sistema respiratorio, gastrointestinal o cardiovascular varios de los cuales han sido estudiados científicamente.

 

¿Por qué utilizar el romero contra los piojos?


En primer lugar, es un hecho demostrado que las plantas en general desarrollan mecanismos que les sirven para defenderse de diversos tipos de predadores.

 

Algunas plantas cambian su color, otras su olor, algunas mas quizas realizan ciertos movimientos para esconderse y camuflarse en su propia medida y así rechazar el ataque de diversas especies de animales, desde las microscópicas bacterias hasta el hombre pasando por toda la gama del reino animal.

 

Un buen número de ellas producen sustancias bactericidas, fungicidas o insecticidas, es decir que matan bacterias, hongos o insectos.

 

Quizás el mejor ejemplo de ello son las piretrinas producidas de manera natural por los crisantemos [insertar internal link] de las cuales se derivó la síntesis de piretroides tales como permetrina o fenotrina que se emplean comúnmente en shampoos contra piojos.

 

Dado estos antecedentes de las plantas y que además algunas de ellas no son solo inocuas para el hombre sino benéficas como es el caso del romero seguramente de manera empírica e intuitiva fue descubriéndose en el tiempo que tenían algún efecto sobre los piojos.

 

¿Hay alguna evidencia científica de dicho efectos pediculicidas?


En el 2004 Yang y colaboradores, llevaron a cabo un estudio con 54 aceites esenciales entre los que figuraba el del romero para compararlos contra los efectos de la fenotrina. En dicho estudio se demostró que el romero junto con otros aceites esenciales a dosis baja tenía mayor efectividad que la fentotrina para matar a los piojos y a dosis altas servía también para fumigar, una propiedad que no tiene la fenotrina.

 

Dado que los efectos observados fueron mayores cuando se realizó en contenedores cerrados, se piensa que se deben principalmente al efecto de la vaporización de dichos aceites.

 

¿Dónde consigo el aceite esencial de romero?


Romero

Como podrás imaginarte existen ya un sinnúmero de preparaciones comerciales algunas de las cuales se promocionan como “Aceite de romero al 100%”. Sin embargo, ni en la naturaleza ni en la industria existen sustancias al 100%. Todas llevan, aunque sea un poco, algo de diluyente con el cual hacerlo mas fácil de distribuir y aplicar, y es muy importante cual es este diluyente para saber si servirá para el propósito que se desea o no.

 

Dado que el aceite de romero puede tomarse como té, utilizarse en aromaterapia o para el tratamiento de los piojos, por ejemplo, pues en cada caso el vehículo en el que esté disuelto será relevante.

 

Lo bueno es que se pueden hacen diversas preparaciones para extraer dicho aceite y utilizarlo como lo requiramos.

 

El romero puedo conseguirse seco o fresco y depositarse en un frasco donde se puede extraer mediante el uso de vinagre, etanol, o inclusive aceite de almendras si se desea utilizar en el cabello. Puede inclusive agregarse al champú o shampoo.

 

El tiempo en el que debemos dejar el romero en cualquiera de los vehículos descritos dependerá de las propiedades de extracción de estos – siendo el etanol o el vinagre los más potentes – además de la concentración que busquemos del romero en nuestra solución.

 

Típicamente se dejarían de dos a cuatro semanas para extraer el aceite agitando de cuando en cuando para mezclarlo con el resto del líquido, optimizar la preparación y que sea de una concentración uniforme.

 

Como siempre las recomendaciones son que hay que considerar que cualquier sustancia por noble que sea puede provocar efectos indeseables en las personas por lo que hay que emplearlas con cuidado, suspender su uso ante cualquier manifestación de intolerancia y por supuesto evitarlas si se conoce de cualquier potencial sensibilidad a la misma, así como acudir con un profesional de la salud para un consejo y tratamiento adecuado y personalizado.

A continuación comparto un video sobre la forma de preparar una infusión de romero con algunas gotas de esencia de lavanda.

Es necesario precisar que lo que los autores del video mencionan acerca de que los piojos repelen estas esencias por su aroma es incorrecto. No hay evidencia que indique que los piojos puedan “oler” dichas sustancias, pero como se mencionó arriba si hay evidencia de que las mismas pueden tener efectos insecticidas.

Por favor comparta sus comentarios o dudas en la parte inferior

 

 

 

 

Acerca del Dr. Alfonso Carreón

Dr. Alfonso Carreón Rodríguez

Dr. Alfonso Carreón Rodríguez

Es médico cirujano por la Facultad de Medicina de la UNAM, maestro y doctor en ciencias bioquímicas por el Instituto de Biotecnología de la UNAM. Realizó estancias de investigación posdoctoral en el Weizmann Institute of Science Rehovot, Israel y en el Massachussetts General Hospital / Harvard Medical School, Boston, MA, USA. Actualmente es Investigador del Instituto Nacional de Salud Pública y Profesor de Maestría de la Escuela de Salud Pública de México. Tiene un interés particular por estudiar la pediculosis particularmente de la cabeza y es fundador del blog Piojos para la difusión de información relacionada a este tema.

 

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.