Imágenes de piojos. Acercándonos un poco más

En dos entradas previas de este blog presentamos algunas imágenes de piojos y de algunos signos y síntomas asociados con el propósito de conocer un poco más tanto sobre el origen como sobre la evolución de la pediculosis.

=>> Fotos de piojos ¡Para que no nos den piojo por liebre! <<=

=>> Imágenes de piojos y liendres ¿Qué nos pueden enseñar? <<=

El propósito inicial de esas entradas fue el de precisar que el elemento esencial, la conditio sine qua non para hacer el diagnóstico de pediculosis es encontrar piojos y “liendres vivas” y que dejarnos llevar solamente por los síntomas por ansiedad o desesperación nos puede conducir a concluir un diagnósito incorrecto y por ende un tratamiento inadecuado.

Evidentemente no todos hemos tenido la oportunidad de ver un piojo o una liendre ya sea porque nunca hemos tenido necesidad de ello o simplemente porque lo hemos rechazado por asco o fobia a los insectos.

Por lo tanto el primer paso en este tema es el de saber identificar de manera visual sin duda alguna un piojo y una liendre.

La siguiente etapa no obstante es la de entender la estructura y fisiología de estos insectos pues de ello dependerá que comprendamos la mecánica precisa de la parasitación y desechemos los mitos.

¿Cuáles mitos? Por ejemplo el de que los piojos vuelan o saltan, pues cuando nos damos cuenta de que ellos no tienen alas y que sus patas no son aptas para saltar, sabremos entonces que tales medios de transmisión no son posibles.

Y si además nos hacemos una idea clara de lo que es una liendre viva ocupada por un embrión de piojo o una ninfa, nos resultará fácil concluir que cuando tal larva eclosiona solo deja un huevo vacío adherido al cabello que ya no representa ninguna amenaza en absoluto.

Por añadidura, si podemos identificar los principales elementos anatómicos y fisiológicos de un piojo nos haremos también del cuadro completo de la forma en como actúan los distintos tipos de tratamientos, tanto los comerciales convencionales, los productos naturales y los remedios caseros o por otro lado porque cada uno de ellos puede fallar o no funcionar para nada.

En esta entrada nos adentraremos más profundamente en el tema empleando imágenes que tiene una mayor resolución y nos permitirán ver con mucho mas detalle diversas estructuras del cuerpo del piojo, de una manera muy visual tratando de evitar en la medida de lo posible los detalles muy técnicos.

Para ello nos guiaremos con el siguiente esquema que ya hemos empleado antes:

Anatomía del piojo de la cabez

Pero ¡¿Qué tienen los piojos en la cabeza?!


No. No nos referimos a las “negras” intenciones de los piojos para infestarnos el cuerpo o la cabeza y complicarnos la vida. Literalmente hablamos de las estructuras que están en la cabeza del piojo.

Esquema de la cabeza del piojo

En un primer acercamiento notamos que el ancho de la cabeza mide aproximadamente unos 400 micrómetros, es decir un poco menos de la mitad de un milímetro (la mitad de camino entre las dos rayitas pequeñas de una regla).

 

En el círculo rojo se puede apreciar una prominencia que representa su boca o hocico con el cual penetran la piel de su huésped y comienzan a succionarle sangre.

 Micrografía de la cabeza del piojo

Dentro del círculo azul se muestra una de las antenas que le sirven al insecto para orientarse en el espacio

 

Vista dorsal de la región oral del piojo

En una magnificación mayor del área dentro del círculo rojo se pueden observar algunos rasgos de la boca u hocico del piojo

 

Imagen dorsal de la antena de un piojo

Y también podemos acercarnos mas al círculo azul que trazamos sobre una de las antenas para verla con mejor detalle

 

¡Que pasitos tan chiquitos con “tamañas” patotas!


 Tórax del piojo

Tórax del piojo

 

Vista dorsal de la cabeza y tórax de un piojo

Aquí observamos la cabeza y parte del tórax y las patas del piojo desde una vista dorsal, es decir como si lo estuviéramos viendo desde arriba mientras camina por una superficie como el cuero cabelludo

 

La patas están compuestas de segmentos articulados y al final de las mismas se encuentran las garras

 Perspectiva ventral de un piojo

Aquí se observa el tórax de un piojo desde su vista ventral, es decir como si lo tomáramos por la espalda y lo pusiéramos “de panza, boca arriba” y unidas al tórax sus tres pares de patas

 

Morfología del exoesqueleto de un piojo

Una mayor magnificación para observar la base de cada pata que la une al tórax más tres segmentos de su longitud articulados el último de los cuales termina en una garra

 

A diferencia de los humanos que tenemos los huesos, es decir las estructuras mas duras por dentro y las partes blandas (músculo, grasa, piel) rodeándolas, en el caso del piojo como de muchos insectos tal distribución es inversa, es decir las partes duras están por fuera para protegerlos de diversos ataque y disminuir su vulnerabilidad. A este esqueleto externo se llama exoesqueleto y está formado por quitina.

 

Diversos medicamentos son ineficientes en atacar al insecto debido a que no logran atravesar esta capa externa.

Magnificación del exoesqueleto quitinoso del piojo

Acercamiento al exoesqueleto del tórax del piojo formado por quitina

 

Magnificación del esqueleto quitinoso del piojo

Un acercamiento mayor que muestra con mucho mejor definición las estructuras del exoesquelto de quitina del piojo formado una especie de “escamas” que le confieren una gran resistencia y protección ante diversas amenazas

 

Al observar las garras al final de las patas del piojo se puede hacer una analogía con las manos humanas en donde el gancho más grande y arqueado equivaldría a los cuatro dedos mas largos: índice, medio, anular y meñique y el gancho más pequeño equivaldría al dedo opositor a los otros cuatro, es decir al pulgar.

 

Esta disposición le permite a los piojos además de caminar, agarrarse literalmente de nuestro cabello

 

Vista dorsal de la garra de un piojo

El gancho más grande señalado por el círculo verde equivaldría en el humano a los cuatro dedos largos y el gancho pequeño dentro del círculo amarillo sería análogo a nuestro pulgar que es opositor

 

Vista dorsal de la pata delantera flexionada de un piojo

Una mayor magnificación y un ángulo diferente de una de las garras terminales de una de las patas de un piojo

 

¡Barriga llena…!


El tercer gran segmento del cuerpo de un piojo lo constituye el abdomen. Esta es la región más prominente de su cuerpo y donde se almacena en el interior lo que come, en el caso de los piojos del humano que son hematófagos lo que acumulan es la sangre que succionan del cuero cabelludo o de otra sección de nuestra superficie corporal.

 

Por su parte externa el abdomen está formado por siete segmentos en donde llaman la atención fundamentalmente tres tipos de estructuras:

  • Los espiráculos que son pequeños “orificios” por donde el piojo respira, equivalentes a las narinas de nuestra propia nariz. Estos orificios son los que se ocluyen asfixiando al piojo cuando se emplean diversas sustancias como la dimeticona o remedios caseros como la vaselina o la mayonesa.
  • Los genitales que permiten diferencias bien a una hembra de un macho y
  • El ano que no requiere mayor explicación (¿o sí?)

 Abdomen de piojo

Abdomen de piojo

 

Abdomen de piojo con sangre ingerida almacenada

Se indica el abdomen dentro del círculo amarillo con sangre coagulada en su interior

 

Espiráculo respiratorio del abdomen de piojo

Gran magnificación de un espiráculo del abdomen de un piojo

 

Gonopodios de piojo

Detalle de los gonopodios que son estructuras sexuales del último segmento del abdomen

 

¿Y las liendres?


Hay también varios detalles interesantes que debemos conocer acerca de las liendres para saber como es que se sostienen tan persistentemente al cabello de las personas a las que infestan y porque razón las liendres son “los verdaderos enemigos a vencer” en la lucha contra la pediculosis.

 

La hembra del piojo o pioja, como se prefiera, al tiempo que pone a sus huevos o liendres produce también un cemento que le permite unirlos al cabello. Esa es una de las razones por la cual no se caen simplemente con el movimiento sino que se debe hacer una tracción con cierta fuerza para desprenderlas.

 

Alternativamente se emplean algunas sustancias como el vinagre de Quassia que desintegra dicho cemento, liberando a la liendre del cabello y por lo tanto facilitando su eliminación.

 

==> Como terminar con los piojos – II. Aceite de Andiroba y Vinagre de Quassia <==

La liendre viva es el huevo que contiene un embrión o larva el cual pasados siete a catorce días comenzará a salir, igual que hacen los pollitos de su cascarón.

 

La ninfa que nace comenzará a caminar por el cuerpo o por el cuero cabelludo y el cascarón o liendre vacía quedará adherido al cabello pero sin mayor posibilidad de seguir infectando (ya lo hizo una vez).

 

Decimos que el verdadero enemigo son las liendres vivas porque cuando encontramos solo liendres muertas, es probable que en algunos casos ya no haya especies móviles es decir, ninfas o adultos. Por lo tanto a pesar de la presencia de esos “cascarones” ya no hay enfermedad. Esto es un dato muy importante en particular para las escuelas que utilizan la Política de No Liendres.

 

Cuando solo encontramos piojos – posible aunque raro – quizás se trate de una infestación incipiente la cual puede resolverse ya sea por medios mecánicos como el uso del peine/lendrera o diversas sustancias.

 

==>Peines para piojos – Herklin de Acero Inoxidable<==

==>Peine para sacar piojos – Veridian Healthcare Finito Electronic Lice Comb<==

==>Shampoo para piojos y liendres – Herklin NF, un shampoo con fenotrina<==

 

Pero el verdadero problema es cuando persisten las liendres vivas porque esas producirán nuevas especies móviles las cuales son capaces de seguir perpetuando la infestación.

Liendre adherida a un cabello

Liendre viva es decir que contiene un embrión o larva en su interior adherida al cabello (ovalo de la izquierda) y permanece cubierta por una tapa que le permite respirar conocida como “opérculo” (ovalo pequeño de la derecha)

 

Cemento adherente de liendre

Detalle del cemento que produce la pioja y que adhiere a la liendre (“cascarón” + embrión) al cabello

 

Opérculo de liendre

Detalle magnificado del opérculo que es el “tapón” que cubre la salida de la liendre pero permite sus respiración

 

Ninfa eclosionando

En esta imagen se observa como la larva, ahora ninfa comienza a “eclosionar” es decir a salir de su “huevo” o liendre el cual quedará vacío y se considerará como una liendre muerta o “cascarón vacío”

 

Magnificación del detalle de la ninfa eclosionando de la liendre

Magnificación del detalle de la ninfa eclosionando de la liendre dejándola vacía

Conclusiones


En conclusión, existen diversas características de los piojos que es muy recomendable conocer en detalle para entender la vía de transmisión, la acción de diversos medicamentos y las diferencias entre piojos, ninfas, larvas, liendres vivas y liendres muertas.

El piojo tiene tres grandes segmentos que incluyen la cabeza el tórax y el abdomen.

En su cabeza se encuentran las antenas que lo orientan y la boca u hocico que le permite succionar sangre de su huésped (u hospedero como le llaman algunos).

Del tórax se desprenden sus patas con garras con gancho opositor que explican como se puede agarrar del cabello. Estas patas son incapaces de brincar grandes distancias. El piojo carece de alas por lo tanto no puede transmitirse ni saltando ni volando, solo con el contacto cabeza-cabeza.

El abdomen tiene siete segmentos donde almacena la sangre que succiona. Ahí se encuentran también los espiráculos por donde respira y en el último segmento están su ano y sus órganos reproductores.

 

Referencias


Arriaza, B., Standen, V., Núñez, H., & Reinhard, K. (2013). Study of archaeological nits/eggs of Pediculus humanus capitis by scanning electron microscopy. Micron, 45, 145-149. doi:10.1016/j.micron.2012.10.018

Video


Después de haber visto las imágenes de cada una de las regiones de un piojo tendrá más sentido observar uno completo bajo en microscopio:

 

Por favor comparte tus comentarios o dudas en la parte inferior

Acerca del Dr. Alfonso Carreón

Dr. Alfonso Carreón Rodríguez

Dr. Alfonso Carreón Rodríguez

Es médico cirujano por la Facultad de Medicina de la UNAM, maestro y doctor en ciencias bioquímicas por el Instituto de Biotecnología de la UNAM. Realizó estancias de investigación posdoctoral en el Weizmann Institute of Science Rehovot, Israel y en el Massachussetts General Hospital / Harvard Medical School, Boston, MA, USA. Actualmente es Investigador del Instituto Nacional de Salud Pública y Profesor de Maestría de la Escuela de Salud Pública de México. Tiene un interés particular por estudiar la pediculosis particularmente de la cabeza y es fundador del blog Piojos para la difusión de información relacionada a este tema.

 

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Staci dice:

    Thankfully this is something that I’ve never had to deal with. But I know plenty of people that have. I remember being in high school and girls would have a head full of lice. Poor girls.

    I must admit that I was a believer in the myth that lice would jump because they are so contagious. I guess you are right about them not having wings and not having the capacity to jump.

    I might have missed it but did you explain exactly where lice come from. Like where does it come from in the first place? I would really like to know.

    • Dr. Alfonso Carre�n dice:

      Thanks, Staci, essentially lice come from other people and are transmitted either when someone uses some object of personal use such as combs or brushes, and they got some lice or nits on it, or when people touch each other’s head, for example, children hugging while playing on school. In summary, should be some physical touch to allow these insects to go from one person to other.

Responder a Staci Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.